jueves, octubre 18, 2018

Es Faisal Hussain, un canadiense de 29 años. Su familia dijo que sufría depresión y que tenía problemas mentales.

Las autoridades canadienses identificaron este lunes a Faisal Hussain, de 29 años de edad, como el presunto autor de los disparos que el domingo por la noche causaron la muerte de dos personas y heridas a otras 13 en Toronto. Hussain murió poco después del ataque tras un enfrentamiento con la Policía, aunque las autoridades todavía no han señalado si falleció a consecuencia de los disparos de los agentes o si se suicidó.

Al mismo tiempo, una de las víctimas mortales del agresor fue identificada como Reese Fallon, de 18 años de edad, mientras que la otra fallecida es una niña de 10 años. La identidad de Fallon se conoció a través del Partido Liberal ya que la joven estaba asociada con el ala juvenil de esta formación política.

La Policía de Toronto todavía no ha nombrado a ninguna de las víctimas del tiroteo.  En un comunicado, la familia de Hussain ofreció sus “sinceras condolencias” a los parientes de las víctimas “por las acciones horrorosas” de su hijo. Los familiares de Hussainrevelaron que el joven padecía problemas mentales.

“Nuestro hijo sufría graves problemas de salud mental y luchó contra psicosis y depresión toda su vida. Las intervenciones de profesionales no tuvieron éxito”, añadió la familia.

“Aunque hicimos lo que pudimos para buscar ayuda durante toda una vida de lucha y sufrimiento, nunca pudimos imaginar que éste sería su devastador y destructivo final”, explicó la familia.

Según ha señalado la Policía y testigos del ataque, sobre las 22.00 hora local del domingo Hussain abrió fuego contra transeúntes y clientes de restaurantes que se encontraban en la avenida Danforth, una de las principales calles de Toronto.  Los testigos han precisado que Hussain disparó unas 30 veces. Tras el ataque, agentes de Policía se enfrentaron al atacante, que murió pocos después en las inmediaciones de la avenida Danforth.

El jefe de la Policía de Toronto, Mark Saunders, declaró este lunes durante una rueda de prensa que se desconocen los motivos del ataque.  Aunque Saunders advirtió de que no quería especular ni descartar ninguna hipótesis, la investigación no está siendo dirigida por la Policía Montada de Canadá, el cuerpo policial encargado de las investigaciones de posibles actos terroristas.

Los investigadores indagaban en la vida de Hussain intentando explicar qué lo llevó a disparar un arma contra restaurantes y cafeterías en un animado vecindario de Toronto.

La balacera en el distrito de Greektown se produjo apenas tres meses después de que un hombre atropelló con una camioneta a peatones en una acera de otro distrito de la ciudad, matando a 10 transeúntes e hiriendo a otros 14 en un ataque aparentemente dirigido contra las mujeres.

“Nuestros corazones están rotos por las víctimas y por nuestra ciudad ya que todos enfrentamos esta terrible tragedia. Lloraremos a los fallecidos el resto de nuestras vidas”, dijo la familia de Hussain.

Los investigadores registraron el modesto apartamento que Hussain compartía con sus padres y hermanos en Thorncliffe Park Drive, en el extremo este de la ciudad.  El jefe de la policía de Toronto dijo que no especularía con los motivos del ataque pero no descartó un acto de terrorismo.

“Aún no sabemos por qué ocurrió esto. Va a llevarnos algún tiempo”, comentó.  Los heridos tienen entre 10 y 59 años y sufrieron heridas de diversa consideración, de menores a graves, detalló finalmente Saunders.

Fuentes: AP, AFP y DPA

This is a Sidebar position. Add your widgets in this position using Default Sidebar or a custom sidebar.