La Policía cuenta con un nuevo camión grúa para agilizar los trabajos de videovigilancia

La Policía de Misiones incorporó, a través de la Dirección General de Rentas, un moderno camión grúa para la instalación, el mantenimiento y la reparación de los dispositivos de videovigilancia ubicados en la ciudad capital
y en el interior de la provincia.

Se trata de un camión Ford Cargo 1723 con una grúa incorporada Iron de hasta 25 metros de altura, que fue formalmente entregado hoy por la mañana por el subdirector del área Jurídica y Técnica de la DGR, Luciano
Vernetti, al ministro de Gobierno Marcelo Pérez, en el cuarto tramo de la avenida Costanera de Posadas.

Acompañaron la entrega del vehículo, el presidente de Marandú Comunicaciones, Marcelo Rodríguez; el jefe de Policía, José Mazur; el subjefe, José López; y el subdirector de Fiscalización de la DGR, Rogelio Canteros.

En la oportunidad, el ministro Pérez destacó: “Este es un claro ejemplo de que los aportes de los contribuyentes vuelven al servicio de la comunidad”.

Además, agregó que “con este camión, sumado al equipamiento con el que ya contamos, podremos avanzar con un mayor ritmo en la instalación de las cámaras, también en todo lo que tiene que ver con reparaciones y
mantenimiento de los equipos”.

Actualmente, suman 150 las cámaras de seguridad que ya están en funcionamiento en la ciudad, luego de la firma de un convenio entre el Ministerio de Gobierno y la empresa Marandú Comunicaciones, en un primer momento, y después entre el ministerio y la Dirección General de Rentas de la provincia, los cuales prevén cubrir la zona capital con 220 dispositivos (Full HD) de última generación.

En referencia a esto, Pérez sostuvo que “en la actualidad invertir en tecnología es esencial para mejorar y fortalecer el trabajo policial y la seguridad de los ciudadanos. Así lo indican los nuevos conceptos de seguridad en las grandes ciudades, tanto en nuestro país como en el mundo”.

 

Cabe señalar que los equipos cuentan con una importante capacidad de almacenamiento, es decir que pueden guardar registros con un año de antigüedad, mientras que otros sistemas lo hacen solamente por un mes, y la
calidad de la imagen se mantiene de forma intacta. Otra característica de relevancia es que algunas cámaras poseen un mecanismo que permite identificar rostros de personas con pedido de captura y patentes de vehículos con pedido de secuestro.

Una vez detectados, emiten una señal de forma instantánea al Centro Integral de Operaciones 911, que es el encargado de monitorear el sistema interconectado las 24 horas y los 365 días del año.

En cuanto a los últimos avances, se colocaron equipos en Blas Parera y Arroyo Mártires, y en Costanera Oeste.

También, en las intersecciones de Quaranta y Juaretche, Quaranta y 115, Jauretche y Chacabuco, Quaranta y
Acceso Oeste, y en cercanías al edificio del Cepard y al Centro del Conocimiento.

e igual forma, se amplió la cobertura en el barrio Villa Sarita, precisamente en la zona del Anfiteatro Manuel Antonio Ramírez y la Escuela de Robótica, ubicada en la avenida Gdor. Roca y calle Andrade y, en esa misma zona, en la
Bajada Vieja. Otro sector donde se instalaron nuevas cámaras fue en el barrio Miguel Lanús.

Por otro lado, desde el Ministerio de Gobierno se proyectan nuevas instalaciones en el barrio Itaembé Miní. Además, sumar equipamientos en las zonas del acceso Bypass Arco-Garita, en el límite con Corrientes y en el acceso a la localidad de Garupá.

“Debemos utilizar al máximo la tecnología y sacarle el mejor provecho, porque es una herramienta fundamental en la lucha contra la inseguridad. El poder contar con cámaras nos permite estar cerca del vecino y que éste se sienta seguro”, concluyó el ministro Pérez.