miércoles, octubre 17, 2018

Dentro de cinco meses, cuando el 2018 termine, Jorge Sampaoli hará el balance de un año muy especial en su vida. Un año en el que cumplió uno de sus grandes sueños deportivos: dirigir a la Selección Argentina en una Copa del Mundo. Al levantar su copa para los brindis, con seguridad, habrá un dejo de impotencia porque la aventura mundialista no terminó como él deseaba.

Pero en ese mismo momento, el entrenador también tendrá la certeza de que hizo un gran negocio en el último tiempo. Un negocio millonario, para más datos. Y que fue el motivo que lo llevó, por estas horas, a visitar Chile, donde vivió y dirigió antes de irse a Europa y, luego, dirigir a la Selección Argentina.

Hace apenas una semana, la aparición de Sampaoli en el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez, de la capital trasandina, generó cientos de rumores. Nadie sabía con certeza qué hacía ahí, a apenas horas de cerrar su desvinculación con la Asociación del Fútbol Argentino.

Además de sacarse fotos con los que lo reconocieron, se habló de que el de Casilda había ido a ver fútbol, a visitar a viejos amigos e, incluso, a analizar alguna propuesta de trabajo. Pero no. El motivo está relacionado con un negocio inmobiliario. Así, al menos, lo afirman desde el otro lado de la Cordillera distintos medios. Chilevisión Noticias, por ejemplo, reveló que Sampaoli había viajado para vender la enorme mansión que tenía en el exclusivo barrio El Arrayán.

Una propiedad de 420 metros cuadrados, con una pileta de natación de 48 metros y una cancha de tenis que el mismo Sampaoli mandó a construir para despuntar el vicio mientras vivía en Santiago. Y que primero puso en alquiler cuando se fue a España, para dirigir al Sevilla, y después, cuando recaló en la Argentina para ponerse al frente de la Selección.

Sin ánimo de volver a instalarse en Chile, Sampaoli tomó la decisión de sacarle una renta mayor a su plata. Y es por eso que vendió la casa en 1.400.000 dólares (unos 900 millones de pesos chilenos) y compró dos exclusivos departamentos en Las Condes, otra de las zonas más caras y coquetas de la capital chilena. Así, según le explicaron los agentes inmobiliarios, poniéndolos en alquiler se asegurará un ingreso superior mes a mes.

Con Corinthians y San Pablo interesados en contar con sus servicios, Sampaoli por ahora piensa qué va a ser de su futuro sin apuros. Sabe que tiene margen para negociar. Y, de paso, juntarse con unos pesos extra.

 

This is a Sidebar position. Add your widgets in this position using Default Sidebar or a custom sidebar.