miércoles, octubre 17, 2018

Afecta al 35% del personal estable de la empresa estatal. La versión de la compañía pública.

La agencia oficial de noticias Télam despidió a 354 personas. “Como tantos organismos y empresas del Estado, la agencia que heredamos también fue víctima de la irresponsabilidad y del desmanejo del gobierno anterior, que utilizó ‘lo público’ para fines político-partidarios”, indicó en un comunicado el directorio de la empresa estatal.

Los telegramas empezaron a enviarse el viernes pasado y muchos los recibieron el martes por la mañana. Quienes siguen en la agencia recibieron un mail con el título “Sos parte de la nueva agencia Télam”. La medida afecta al 35% del personal estable. La agencia argumentó en un comunicado que busca “modernizar y de profesionalizar la empresa, luego de una minuciosa evaluación en cada área”.

Télam es uno de los organismos a los que todavía no había llegado el ajuste para reducir el déficit fiscal. Los despidos se producen tras el acuerdo del Gobierno con el FMI y el empoderamiento del ministro de Hacienda y Finanzas Nicolás Dujovne, que lidera el recorte de gastos de las arcas públicas para bajar el rojo fiscal.

“Nos encontramos con una Agencia en una situación económica y financiera compleja y delicada. Sobredimensionada en cantidad de gente, desarticulada desde lo administrativo y muy desprestigiada en lo periodístico. Nos propusimos hacer una agencia confiable y respetada, haciéndola más austera y eficiente con los recursos del Estado”, argumentó el directorio.

La plana mayor de Télam explicó que en 2003 la empresa tenía 479 empleados y que 12 años después, antes de la salida del kirchnerismo del poder, la empresa había duplicado su personal, con 926 empleados. “Seis de cada diez ingresos fueron contratados para tareas periodísticas, pero la mayoría de las incorporaciones no contaban con formación ni experiencia en el área. Confundieron periodismo con propaganda partidaria”, indicaron las autoridades.

El titular del Sistema Nacional de Medios Públicos Hernán Lombardi acusó a la anterior administración de la agencia de “vulnerar, despreciar y destruir” la objetividad: “La propaganda se enmascaró detrás del periodismo. La información tendenciosa y las operaciones sucias fueron la tónica de la época. Los lobos se disfrazaron de corderos, la propaganda se disfrazó de periodismo”.

Lombardi indicó además que en la empresa hubo denuncias de corrupción en el manejo de la pauta y contrataciones desleales. Recordó que encontraron impresiones, productos de merchandising de propaganda partidaria y de celebración del gobierno anterior que fueron financiados con fondos de la empresa estatal.

En protesta por la decisión de la empresa, los trabajadores iniciaron un paro y ocupación pacífica de los dos edificios de Telam. Reclaman la reinstalación de los despedidos en sus puestos.

This is a Sidebar position. Add your widgets in this position using Default Sidebar or a custom sidebar.